25 sept. 2012

"Juré contar nuestra historia, nunca decir la verdad".


Bailé con él solo porque me prometió que esa noche no dormiría sola. Y de repente, estaba tan cerca que hasta podía percibir el leve roce de su silueta contra mi brazo, un contacto casualmente ejecutado que hacía que se me erizara el pelo de la nuca. No recuerdo que canción sonaba, ni siquiera si sonaba una canción, ni el nombre del lugar... ni si era viernes o sábado, o tal vez domingo. Solo recuerdo que era una de esas noches de luna nueva, en las que la cantidad de estrellas que alumbran el cielo te hacen sentir pequeña e insignificante. Más, si al levantar la mirada tropiezas con unos ojos por los que tanto habías suplicado, y te encuentras con las ganas rebosando en la garganta y estallando en las pupilas. Tantas ganas como miedo.
Él hablaba de no sé qué ciudad o de quién sabe qué película de Allen. Sabe Dios. Porque yo, en aquel instante efímero, en lo único que podía pensar era en los escasos centímetros que separaban nuestras bocas. Conté en silencio... uno, dos, tres... dieciocho, diecinueve... veinticinco... hasta que el desliz resultó evidente. Con su aliento entre mi aliento, busqué sus ojos en un amago de desesperación, suplicando piedad ante aquella descarga de electricidad. Tengo las horas contadas contigo. Pero él quería librarse del frío de mi ciudad que entumece los huesos. Y en aquel instante efímero que tanto intentaba retener, dobló una esquina de mi vida como si fuera la página de un libro que quieres recordar. 

Cuando por la mañana el sol comenzó a derretir los lunares de su espalda, escribí en algún lugar que me dejaría engañar cada noche de mi vida, aunque tuviera que negociar horarios con despertador al día siguiente. 

19 sept. 2012

Seis amigas, una historia

Mis amigas son las mujeres más hermosas del mundo. Las amo con todo mi corazón putitas. Son las mejoreeees!

Vamo las putas! #6

15 sept. 2012

Me veras volar por la ciudad de la furia donde nadie sabe de mi y yo soy parte de todos. 




Te veré volver...

14 sept. 2012

Y me despido de vos te falto decirme un día.


Estas heridas no parecerán sanar. Este dolor es simplemente demasiado real. Hay tanto que el tiempo no puede borrar.
Con vos siempre hasta pronto. Te amo abuelo. 

13 sept. 2012

Me perdí con cada beso que me diste

No le pongamos nombre, saltemos la línea de lo permitido constantemente, que sea cuestión de piel, inevitable, permanezcamos imantados durante horas, abriéndonos las entrañas, descubriéndonos, conociendo nuestras filias y nuestras fobias. 


Pude sentir que mi vida empezó de nuevo cuando te conocí.. IB

6 sept. 2012

Sácame de quicio, hazme sufrir... Ponme a secar como un trapo mojado. 

Lléname de vida, líbrame de mi estigma. Llámame tonta. Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora. No me arrastres. No me asustes. Vete lejos...pero no sueltes mi mano. Empecemos de nuevo. Toca mis ojos. Nota la textura del calor ¿Por cuánto te vendes? Píllate los dedos. Y deja que te invite a un café. Caliente claro.  Y sin azucar... Sin aliento.

3 sept. 2012


Y ahora que nadie me toca con magia, ni mi vida depende de los besos de una boca que me vuelve loca...
diré que conozco el truco demasiado bien.
Y ahora tengo miedo. Muchísimo miedo.
Porque no sé si te echo de menos a ti. O echo de menos la magia de una sonrisa que me haga levantarme con ganas de comerme la ciudad cada mañana. 
De lo que estoy segura, es que la otra noche estuve pensando en ti.
Y de lo que también estoy segura, es que me apetece enamorarme. No mucho, pero sí un poquito.
Pero no te preocupes. Algún día saldré a buscar amor, si antes no me he muerto de locura.
Te escribo esto para decirte que te quiero. Y que cada vez que te veo se me vuelca el corazón. siempre te querré octubre.

y para decirle al amor, que si es amor, que no se esconda.

2 sept. 2012


Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Como en ese bar de copas donde sonaba tu voz entre madera desgastada por los años.
Madera granate en las paredes, olor a café y de noche algún tequila.
Corazón de madera no, pero sí granate. Corazón de hombre sabio y triste,
con voz azul donde las haya,
con esa sonrisa tras el micrófono con el que encendías cada noche y cantabas alguna canción de Pink.
Hombre enamorado de una mujer y padre enamorado de su niña, con golpes de la vida a cuestas, 
pero siempre feliz.
Conocido en cada calle y querido en cada copa que servía. Afable y cortés en cada trato despreocupado. 
De huesos frágiles a pesar de su fuerza de corazón,
y con la cabeza siempre llena de pájaros y de sueños por cumplir.
Que mañana es sólo un adverbio de tiempo, y que mañana estaré contigo a pesar de todas las ojeras peleonas.
Que tu perfume lo gastó tu lado de la almohada.
Hombre de ojos marrones achinados.
Barba y pelo castaño oscuro, camisa descamisada y canción que pudo y no fue.
Que como decía Serrat, por fría que fuese mi noche triste, no eché al fuego ni uno solo de los besos que me diste.
Que por ti brilló mi sol un día,
 y cuando pienso en ti brilla de nuevo, sin que lo empañe la melancolía de los fugaces amores eternos.


Firmado golpe a golpe, verso a verso :  
El otro amor de tu vida, 
tu pequeña, que se hace mayor.

. Beautiful People